Rebajas, cómo disfrutarlas y ahorrar dinero

PSICOTERAPEUTAS ONLINE
Te ayudamos a solucionar tus problemas.
Servicio de psicología online y telefónico.

Nos encontramos en plenas rebajas y uno de los retos más importantes es el sacar partido de las mismas, ahorrando dinero y adquiriendo únicamente lo que necesitamos reponer o que nos falta.

Y para que lo consigas, te facilitamos unos cuantos consejos para ayudarte a superar con éxito esta época del año:  

 Los establecimientos deben cumplir estas :

Los productos rebajados deben ser los mismos que estaban al menos un mes antes del inicio del período de rebajas en el establecimiento.

– La mitad de los artículos deben estar rebajados

– Existe la obligación de anunciar en cada producto su precio original junto con el rebajado.

– Debemos rechazar aquellos artículos que no reúnan las condiciones sanitarias exigibles o que se encuentren en mal estado. Para ello es conveniente comprobar siempre que el etiquetado sea correcto y legible.

– Antes de realizar la compra, es importante preguntar si el establecimiento admite devoluciones. Por supuesto, los establecimientos que las admiten todo el año tienen la obligación de hacerlo también en rebajas y sin recargo alguno.

–  Los establecimientos deben facilitarnos el ticket de compra o la factura.

– Todo producto utilizado como campaña publicitaria o reclamo deberá estar disponible en una cantidad suficiente para satisfacer las demandas del público que se interese por el mismo. En caso contrario, el consumidor tiene derecho de exigir su suministro u otro de las mismas o superiores características, con idéntico precio.

– Los fabricantes y servicios postventa deben de responsabilizarse de las garantías independientemente de que el producto haya sido comprado en rebajas.

 Hoja de reclamaciones:

Si consideramos que el establecimiento no ha respetado nuestros derechos podemos (y debemos) exigir la hoja de reclamaciones e intentar resolver el asunto de forma amistosa.

El procedimiento a seguir es muy sencillo: lo primero y fundamental es guardar el vale y el artículo en caso de que se haya efectuado la compra.

Las hojas de reclamaciones, que constan de tres copias. Es necesario rellenarlas todas. Una se la quedará el establecimiento, otra deberá permanecer en poder del consumidor y la tercera tendrá que llevarla ante el organismo donde desee que se tramite su reclamación.

A tener en cuenta:

Otra cosa es el tema “liquidación” ya que en este caso es el establecimiento quien desea eliminar el producto, sea por tener que realizar reformas en el local u otra circunstancia extraordinaria. En el caso de “saldo” la rebaja en el precio implicará una calidad inferior o deterioro o defecto en alguna de sus partes.

Cuantía del descuento:

La normativa deja total libertad al comerciante sobre el porcentaje de descuento. La ley no establece qué descuentos se deben realizar en los artículos, con la salvedad de que no pueden venderse por debajo del precio de coste.

Como simple dato orientativo, los porcentajes aproximados que se descuentan por artículos pueden ser:

Entre el 30% y el 60% en la moda, especialmente en los textiles.

El 10% en perfumería, joyería y complementos.

Entre el 10% y el 15%, en electrodomésticos.

El 10% en muebles.

Entre el 5% y el 10% en libros y discos.

Devoluciones:

Lo que marca la ley es que la devolución en rebajas es obligatoria sólo si el artículo está deteriorado. El establecimiento únicamente está obligado a cambiarlo por uno idéntico en buenas condiciones, o por un cheque de compra por el mismo importe.

En algunas grandes superficies suelen aceptar todas las tarjetas de crédito, por lo que, si se cuenta con una de pago aplazado, la compra puede pagarse de forma fraccionada. En algunos centros, incluso, admiten el pago dividido en tres meses sin recargo alguno.

Ocurre con relativa frecuencia que algunas tiendas que cuentan en su puerta con varios distintivos de tarjetas de crédito se niegan a aceptarlas durante el periodo de rebajas. Esta práctica es absolutamente ilegal. Si durante el resto del año se ofrece este servicio, debe mantenerse también en estas fechas.

Además de las distintas organizaciones de consumidores y usuarios, se pueden denunciar los hechos ante los servicios municipales de consumo, los de las comunidades autónomas y las juntas arbitrales. En todos estos organismos, el servicio es gratuito. Habitualmente suelen actuar más rápidamente las juntas arbitrales de consumo, donde resuelven los conflictos en un periodo que no suele superar entre los dos y cuatro meses.

Consejos

Es conveniente planificar nuestras a la hora de aprovechar las posibilidades que nos ofrecen las rebajas con el fin de evitar comprar por o realizar sin sentido.

– Antes de adquirir un producto comprueba su calidad. Quizá esté muy bien de precio, pero lo que importa es que podamos disfrutar de él durante el mayor tiempo posible.

– Conviene pasar por las tiendas para elegir los artículos que interesan antes de las rebajas y comprobar que los productos ofrecidos en rebajas son los mismos, verifica bien las tallas, el colorido, etiquetado, cremalleras, botones, costuras y todo aquello que pudiera tener alguna tara o defecto.

– Si el producto es perecedero (los alimentos no pueden ser objeto de rebajas), compruebe que las fechas de caducidad y consumo preferente.

– Guarda siempre los comprobantes de compra, factura, etiquetas y garantías, por si es necesario hacer algún tipo de reclamación.

– Si la compra es de un electrodoméstico, debemos exigir el mismo período de garantía que cuando el artículo tenía su anterior precio. Otro de los pequeños errores que se producen con cierta frecuencia es que algunos vendedores se niegan a sellar las garantías de estos productos, bien sean de la línea blanca o marrón hasta transcurrido un tiempo y que el producto se haya probado, lo cual puede perjudicar al consumidor si, debido a un olvido, éste se olvida acudir al establecimiento para completar el trámite del sellado por si se produce alguna avería.

– También es una buena idea verificar si el producto se sigue fabricando por si es necesario el cambio de alguna pieza del mismo.

– Solicita siempre la hoja de reclamaciones del establecimiento si es necesario y tramítala de igual forma que en cualquier otra época del año. La de rebajas no exime al comerciante de sus obligaciones.

– Hay que tener claro que las rebajas son una decisión voluntaria de los comerciantes para reducir los precios, pero que ello no les exime del cumplimiento de sus deberes ni de que los productos presenten el mismo aspecto y calidad.

– Te aconsejamos finalmente que no renuncies a tus derechos, denuncia los abusos y acude a las Asociaciones de Consumidores y Usuarios para recibir asesoramiento.

PSICOTERAPEUTAS ONLINE
Te ayudamos a solucionar tus problemas.
Servicio de psicología online y telefónico.

Related Posts with Thumbnails

Deja tu mensaje

Para evitar abusos, responder antes de enviar: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

Leer más
Especial pelo corto 2010

Si quieres cortarte el pelo, te ayudamos a elegir un pelo corto a la moda y adecuado para tí.

Cerrar