Categorizado | ., Estilo

Protocolo esencial para la mesa

PSICOTERAPEUTAS ONLINE
Te ayudamos a solucionar tus problemas.
Servicio de psicología online y telefónico.

La mayoría de las personas nos sentamos alrededor de una mesa para comer varias veces durante el día. En no pocas ocasiones, lo hacemos durante una reunión familiar o una importante comida de negocios con lo que es en esos momentos de encrucijada sin escapatoria cuando nos damos cuenta de que no sabemos exactamente cómo debemos comportarnos en la mesa, qué tipo de cubierto, por ejemplo, hay que usar con cada uno de los platos o simplemente cómo debemos disponer correctamente la cubertería o colocar a los invitados, en caso de ser las anfitrionas. Además, no todo lo que va a acontecer durante la comida tendrá relación directa con el alimento, también habrá que saber mantener una conversación inteligente, deberemos cuidar los gestos, si tenemos que ausentarnos un momento para ir al baño habrá que saber cómo hacerlo de manera apropiada, cómo actuar en caso de que terminemos de comer antes que el resto, y así… mil asuntos más que trataré de resumir en los siguientes cinco apartados.

La mesa…

Debe estar dispuesta antes de que comiencen a llegar los invitados salvo que la reunión fuese informal, en este caso incluso estos pueden ayudar a los anfitriones a montarla.

-El mantel (que deberá cubrir toda la mesa) y las servilletas (a la derecha del plato) deben ir a conjunto.

-Un centro floral siempre es un toque de buen gusto pero una mesa cargada de adornos es ridícula y contraproducente ya que estos dificultarán la conversación impidiendo la visión entre los distintos comensales.

-No mezclaremos dos tipos de vajillas diferentes aunque se permite que los platos de postre y de pan sean distintos. Y nunca usaremos el mismo recipiente para comer el primer y segundo plato. Si hay sopa (o cremas, consomés…) usaremos platos hondos encima de un plato llano y una vez acabado, se comprobará que el llano no se haya ensuciado. Si fuese así, se cambiará por otro limpio. Nunca pondremos un plato llano sobre otro también llano. Será el segundo plato que se utilice. Los platos de pan se colocarán a la izquierda del llano, a la altura de las copas; y los de postre únicamente se colocan cuando los llanos se hayan retirado y se vaya a dar paso al postre.

-Con respecto a los cubiertos, en la parte izquierda del plato colocaremos dos tenedores (uno es el de la ensalada) con las puntas hacia arriba. Los cuchillos -con el filo hacia adentro-, la pala de pescado y la cuchara -con la parte cóncava hacia arriba- a la derecha y en ese mismo orden de alejamiento. Los cubiertos de postre se sacarán una vez acabada la comida. Ningún cubierto debiera ser de plástico ni de madera.

-Los vasos cuidadosamente limpios evitando los rayados y los no transparentes. En una cena formal, el agua también la serviremos en una copa –la más grande de todas- con el líquido nunca a rebosar pero sí en gran cantidad. El vino blanco lo serviremos frío en una copa alargada. El tinto a temperatura ambiente en una copa de contorno redondeado.

Cómo colocar a los invitados…

-Normalmente al gusto de unos anfitriones sentados uno enfrente del otro (o bien en el centro de la mesa uno a cada lado) pero teniendo en cuenta afinidades entre los presentes (hobbies, conocimientos de algún tema, gustos, la edad, su rango social…) que puedan hacer el encuentro más agradable y cordial.

-Para conseguir que la conversación sea fluida y rica es también aconsejable separar a las parejas presentes en el evento y los anfitriones deberán arropar a los invitados de tal manera que se evite la formación de pequeños grupitos de dos o tres personas.

-Es conveniente mezclar ambos sexos pero en el supuesto de que no haya el mismo número de hombres que de mujeres será preferible juntar a dos personas del sexo masculino que del femenino.

Prohibido en la mesa…

-Bostezar. Y nunca mejor dicho: ¡trágate los bostezos! Si te resulta imposible porque has dormido mal la noche anterior o el cansancio te atenaza trata de ser lo más disimulada posible no abriendo demasiado la boca y poniéndote la mano delante.

-Jugar con la comida (ni permitas a tus hijos que lo hagan) ni desmenuzar el alimento en el plato tonteando con los cubiertos mientras conversamos.

-Tocarnos o rascarnos la nariz o las orejas. A parte de poco higiénico es de muy mala educación. Si te invade algún tipo de picor auséntate cortésmente para ir al baño un momento y desfógate en la más absoluta intimidad.

-Descalzarse. Y si los zapatos te hacen daño porque acabas de estrenarlos tendrás que hacer de tripas corazón y aguantar estoicamente pues quién sabe si el remedio podría ser peor que la enfermedad e inundar el ambiente de un “extraño” olorcillo. Mucho mejor no arriesgarse.

Cómo comer…

-Pescado. Si se ha servido entero le quitaremos la cola, seguido de las espinas y la cabeza, comiéndolo posteriormente con el tenedor. Si por contra la pieza se ha servido limpia, emplearemos tanto para trocear como para ingerir tan solo el tenedor.

-Verduras y ensaladas. Siempre con el tenedor. Las duras (como las zanahorias crudas) pueden requerir de cuchillo para ser troceadas. Los guisantes jamás los pincharemos sino que los cargaremos con el tenedor y si nos resulta complicado nos podemos ayudar del cuchillo para empujar. Las alcachofas se ingieren con las manos hoja a hoja hasta llegar al corazón que se come con el tenedor. Y los espárragos, si están fibrosos, se trocean con el cuchillo y se ingieren con el tenedor. Si no, a mano.

-Sopa. Con cuchara aunque si se sirve en taza con asas se puede optar por beberla directamente pero nunca introduciremos la cuchara en el recipiente sino que la dejaremos junto al plato que debe acompañarle. ¡Importante!: si la tomamos del plato, queda tremendamente horrible inclinar el mismo para apurar el contenido. Si nos hemos quedado con ganas pediremos amablemente que nos sirvan un poquito más alabando su excelente sabor o calidad. Y, obviamente, no armaremos un escándalo succionando el líquido (detalle que conviene recordar y del que debemos estar atentas durante la comida pues es una actividad muy típica que aparezca en algún momento casi inconscientemente).

Consomés. Purés, cremas y texturas con cuchara y si alguno contiene tropezones de alimento grandes para ser ingeridos de una sola vez nos apoyaremos en el tenedor y en el cuchillo para reducir su tamaño e ingerirlos sin mayor dificultad.

-Huevos. Los fritos con el tenedor y aunque no debemos mojar pan en la yema, si no podemos resistirnos, lo haremos con éste previamente pinchado en el tenedor. Mientras que los hervidos y pasados por agua se ingerirán con una cucharilla. Finalmente, los duros se sujetarán con el tenedor y se cortarán con el cuchillo. (Las tortillas siempre con tenedor incluso para trocear.)

Detalles importantes…

-Si alguien te pide sal, nunca deberás dársela directamente en mano. Debes coger el salero y colocarlo otra vez en la mesa cerca del comensal para que éste lo coja.

-Al acabar un plato los cubiertos se deben colocar en el lado derecho de éste y no formando una especie de equis como hacen muchas sino que, haciendo un símil con las manecillas de un reloj, marcando las tres y veinte.

-Los ceniceros están para la ceniza de los cigarrillos y no para los cubitos de hielo del café, envolturas, huesos…

-Las copas -salvo las de coñac- se agarran por el tallo (vino, champán…) y no por el cuerpo. (Ocurre a veces que al ordenar que nos traigan una botella de vino, el camarero descorcha la botella junto a la mesa entregándonos el corcho en un platito. Generalmente a los hombres. En este supuesto, comunícale a tu pareja que lo indicado no es quedarse mirando como un pasmarote asintiendo ridículamente con la cabeza o quedarse algo así como atontado sin hacer nada. El objetivo de exponer el corcho ante el comensal es que éste lo tome y perciba su aroma, comprobando que su estado es óptimo y por ende, también el del líquido contenido en la botella.) Y las botellas de champán se descorchan procurando hacer el menor ruido posible y no creando un zambombazo de bullicio que solo es propio de películas (que no es otra cosa que ficción).

-Si por algún motivo tu paladar te impide tomar alguna parte del pan, como una corteza muy dura, deberás retirarla y depositarla en un lado del platito, pero jamás sobre la mesa. (Y nada de untar salsas, salvo que haya mucha confianza. En este caso, procederemos como antes explicábamos con la yema de los huevos.) Por cierto, el plato del pan se encuentra siempre a tu izquierda. No te equivoques al cogerlo, porque estarás robándole a tu compañera de mesa.

-Mantén una postura correcta ¡durante toda la comida! ya que es bastante factible que nos descubramos acercando demasiado la cabeza al plato o llevando la boca al cubierto en lugar de al contrario.

-En un cóctel donde la comida está compuesta por bocados que se comen de pie no cometas el error de dejar tu vaso por cualquier sitio que te pille a mano ni menos aún en superficies de madera que pueden llegar a estropearse. En este supuesto, fíjate bien pues debiera haber unas cuantas bandejas en lugares visibles para depositarlos.

-Y si tienes que acudir a la comida llevando un regalo, escoge entre flores, libros, dulces, vino… Obviando ropa, animales (pájaros, peces…)

PSICOTERAPEUTAS ONLINE
Te ayudamos a solucionar tus problemas.
Servicio de psicología online y telefónico.

Related Posts with Thumbnails

Deja tu mensaje

Para evitar abusos, responder antes de enviar: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

Leer más
Cómo cultivar hortalizas en macetas

Te guiamos en el cultivo de tus propias hortalizas para que experimentes el placer de ver crecer tus plantitas.

Cerrar