Categorizado | Hogar, ., Cocina

Hacer pan

PSICOTERAPEUTAS ONLINE
Te ayudamos a solucionar tus problemas.
Servicio de psicología online y telefónico.

Si te gusta meterte en la , te retamos a que prepares tú misma un esponjoso y delicioso casero. Para ello, te facilitamos a continuación unas instrucciones, paso a paso, sobre los secretos del amasado y refinado de la masa, fermentación y cocción para conseguirlo mientras te diviertes.

Como verás, es algo laborioso pero te aseguramos que vas a comer un pan recién hecho en casa, que nada tendrá que envidiar al que compras en la panadería, con el orgullo añadido de haberlo amasado y mimado agregando ingredientes que realzarán su gusto y su textura.

Empecemos por un pan redondo:

Ingredientes:

  • Un kilo de harina
  • 50 gramos de levadura fresca
  • Dos tazas de agua
  • Dos cucharadas de aceite
  • Una cucharadita de sal

Elaboración:

1.- Tamiza la harina y la sal en un recipiente ancho.

2.-           Mezcla la levadura en una de las tazas con agua tibia, pero sin sobrepasar los 40º, ya que destruiría el fermento vivo. Con la levadura fresca, deberás dejar reposar unos 15 minutos la mezcla, hasta que aparezcan burbujas en la superficie.

3.-           Haz un hueco en el centro de la harina y vierte la mezcla de levadura, removiendo a fondo con las manos hasta que la masa se desprenda de los bordes del bol.

4.-           Una vez que hayas emulsionado algo los ingredientes, agrega la otra taza de agua y las dos cucharadas de aceite.. Si ves que está demasiado blanda y húmeda, añade algo más de harina. Si esta muy seca, humedece un poco la masa.

Amasado y refinado.

Pasa a la mesa enharinada y amasa a fondo durante otros 15 minutos. Para ello, sujeta la masa con una mano y, con la palma de la otra, estira la masa extendiéndola hasta que empiece a rasgarse. Dobla luego sobre si misma al mismo tiempo que la retuerces ligeramente (un par de giros). Continúa extendiendo, doblando y retorciendo la pasta con un movimiento rítmico y regular, durante 15-20 minutos.

La pasta estará lista cuando no se pegue y se note suave al tacto.

Primera fermentación.

Lava bien el bol, úntalo ligeramente con aceite e introduce la masa. Cúbrela con film transparente, para mantener la humedad, y deja fermentar en lugar tibio hasta que duplique su volumen (hora, hora y media). Si al presionar con el dedo la hendidura desaparece muy lentamente, ¡ya lo has conseguido!.

Segundo amasado.

Pasa la masa a la mesa y, haciendo una presión ligera con la palma de la mano, ve trabajando la masa en sentido circular, doblando los bordes hacia el centro, repite el proceso unas cuantas veces.

Cubre el pan con un trapo limpio y déjalo reposar de 10 a 15 minutos y repite el amasado para dar forma redonda de nuevo.

Segunda fermentación:

Esta segunda fermentación es muy importante ya que facilita que el pan quede esponjoso Coloca el pan sobre una tabla lisa enharinada y cúbrelo con un paño seco. Deja fermentar en sitio cálido durante unos 50 minutos.

Los tiempos de fermentación son aproximados, ya que dependen mucho de la temperatura ambiente y la humedad, incluso del tipo y cantidad de levadura utilizada.

Horno:

Enciende el horno a unos 230 grados. Para obtener una atmósfera húmeda coloca una bandeja con agua caliente en la base del horno. Introduce la masa en la bandeja del horno a media altura, para que se vaya calentando.

Una vez el pan haya subido lo suficiente, haz una incisión poco profunda en la superficie, con una hoja de afeitar o cuchillo muy afilado, para que desarrolle más corteza. Desliza el pan en la bandeja del horno y pulveriza con agua fresca el horno. El vapor es fundamental para la formación de la corteza.

A los 20 minutos, tiempo durante el cual el pan sigue subiendo, retira la bandeja con agua del horno. Sigue la cocción otros 15-20 minutos, baja la temperatura a 200 y acaba el horneado hasta que el pan esté cocido.

Cerciórate de que la masa no te haya quedado cruda, pinchando el pan o cada bollo con un cuchillo y comprobando que sale seco.

También puedes golpear la base con los nudillos para comprobar si suena a hueco.

Deja enfriar el pan sobre la rejilla. No lo cortes hasta que esté completamente frío, mejor incluso al día siguiente, que habrá perdido el exceso de humedad.

Unos apetitosos palitos de pan:

Resultan deliciosos con sopas, ensaladas, salsas, aperitivos, etc. o incluso pueden servirte de tentempié para degustarlos entre comida y comida.

Ingredientes:

  • 1 bolsita de 7 g de levadura desecada
  • 1/2taza de agua templada
  • 2/3de taza de leche
  • 50 g de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar refinado
  • De 3 y ½ a 4 tazas de harina de trigo común
  • 1 cucharadita de sal gruesa
  • semillas de sésamo o amapola para recubrirlos


Elaboración:

1.-. Pinta tres bandejas de horno con mantequilla fundida o aceite.

2.- Disuelve en un cuenco pequeño la levadura en el agua templada. Cubre con plástico transparente y deja reposaren sitio templado 5 minutos hasta que espume.

3.- Pon en un cazo pequeño la leche, la mantequilla y el azúcar hasta que la mantequilla se funda y en uno grande las 3 tazas y media de harina y la sal; agrega la levadura y la leche y mézclalo todo a fondo. Añade más harina hasta obtener una masa homogénea.

4.-           Pásala a una superficie enharinada y amasa 10 minutos o hasta que esté fina y elástica.

5.-           Divídela en 18 partes.

6.-           Forma palitos del grosor de un lápiz y 30 cm de longitud más o menos.

7.-           Precalienta el horno a 210 C

8.-           Reparte los palitos en las bandejas separados entre sí 3 cm.

9.-           Tapa con plástico transparente y deja reposar 20 minutos.

10.-         Píntalos con agua fría y espolvoréalos con sal gruesa o semillas (las que prefieras).

11.-         Hornea durante 15-20 minutos o hasta que estén dorados. Sácalos del horno y deja que enfríen en una rejilla metálica. Baja el horno a 180 C, pon de nuevo los palitos en las bandejas y hornéalos de 5-10 minutos más hasta que estén secos y crujientes.

12.-         Puedes conservarlos durante 1 semana en un recipiente hermético o incluso congelarlos.


Ahora… pan rústico con romero

En el campo se suelen hacer panes grandes, con grasa, que se conservan varios días frescos. Aquí tienes la receta:

Ingredientes:

•             2 cucharadas de grasa de cerdo

•              1 cucharada de hojitas de romero seco picado

•              500 ml de leche

•              2 cucharaditas de sal

•              1 cucharada de levadura seca

•              1 kg de harina blanca común.

Elaboración:

1.-.          Coloca una olla grande en el fuego y agrega la grasa y el romero. Apenas se derrita, mezcla la leche y la sal. Apaga el fuego.

2.-           Remueve con una cuchara de madera y agrega, poco a poco, la harina hasta que se vaya espesando. Cuando cueste trabajar con la cuchara, espolvorea la levadura. Sigue removiendo y agrega más harina, hasta que casi no puedas más. Dejar así media hora.

3.-           Remueve para desgasificar y coloca la masa en la mesa enharinada. Raspa todo lo que quede en la olla, incorpóralo a la masa y trabaja para formar un bollo elástico y firme. No agregues harina por encima, sólo espolvorea en el área donde se amasa. Trabaja la masa de 5 a 10 minutos. Intenta conseguir una buena consistencia con poca harina en la mesa y que apenas no se pegue. Si esto ocurre, utiliza la espátula metálica para raspar e incorporar a la masa

4.-           Forma un bollo y deja descansar la masa media hora, cubriéndola con un plástico o tela. Corta en dos porciones y forma bollos alargados. Colócalos en una bandeja y cúbrelos con tela. Deja que doblen el volumen y ponlos en el horno a fuego medio (190° C) durante 1 hora, o hasta que tomen un color dorado.


¿Qué tal unos panecillos de Viena?

Ingredientes:

Fermento:              Levadura (50 g)
Agua (400 ml)
Azúcar (1 pizca)

Masa:                    Aceite (100 ml)

Huevo (1)

Harina (1 kg)

Sal fina (1 cucharada

Azúcar (100 g)

Huevo para pintar el panecillo

Elaboración:

Fermento:

Para 4 panes: Disuelve la levadura en un poco de agua y una pizca de azúcar, deja que duplique su volumen.

Masa:

1.-           Une el fermento con el resto del agua, el aceite y el huevo, agrega la harina mezclada con la sal y el azúcar.

2.-           Trabaja la masa hasta que quede lisa y deja duplicar su volumen en un lugar cálido.

3.-           Confecciona los panecillos, píntalos con huevo y deja que dupliquen su volumen.

4.-           Hornea a 180º C para piezas grandes durante 1 hora.


Una sabrosa espiga con condimentos

Ingredientes:

Harina (1 k)
Levadura (50 g)
Canela (1 cucharada)
Nuez Moscada (1 cucharadita)
Jengibre (1 cucharada)
Clavo de olor (1 cucharadita)
Huevos (2)
Azúcar 1 1/4 taza
Manteca 125 g
Leche 300 ml

Elaboración:

1.- Mezcla harina, levadura y las especias (excepto la canela) en un recipiente.

2.- Bate bien la manteca con el azúcar, únele la canela y mezcla.

3.-           Añade los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada uno hasta obtener una composición homogénea.

4.-           Pon la mezcla de huevo, la leche y la harina alternativamente, mezcla bien cada vez.

5.-           Divide la masa en cuatro porciones, forma una espiga con cada trozo de 10 cm, deja fermentar, píntalas con huevo e introdúcelas al horno a 180º C unos 35-40 minutos.

Es posible que desees probar con un pan integral

Ingredientes:

500 ml de agua tibia
3 tazas de harina integral
1 cucharadita de levadura
1/2 cucharada de sal gruesa
1 cucharada de miel
harina para amasar (aproximadamente 2 tazas)
3 cucharadas de aceite de girasol

Elaboración:

1.-           Mezcla en un bol los primeros ingredientes para hacer una masa espesa y déjala reposar durante 1 hora
para que esponje.

2.-           Continúa agregando el resto de los ingredientes en el orden que aparecen y la harina poco a poco, removiendo y espolvoreando para obtener una masa firme para amasar.

3.-           Agrega el aceite antes de colocar la masa en la mesa. Amasa un poco más para despegar la masa en lo posible y vuélcala en la mesa enharinada.

4.-           Trabaja enérgicamente durante 10 minutos, espolvoreando harina en la mesa hasta que ya no se adhiera. Utiliza la espátula para raspar y levantar la masa pegada, agregando estos restos a la masa golpeando ligeramente hasta que tenga una textura firme y elástica.

5.-           Cúbrela con un plástico y deja reposarla durante una hora.

6.-           Corta en porciones y modela los panes como desees.

¡Buen provecho!PSICOTERAPEUTAS ONLINE
Te ayudamos a solucionar tus problemas.
Servicio de psicología online y telefónico.

Related Posts with Thumbnails

2 Comentarios en “Hacer pan”

  1. maria de lourdes oliveros mejia dice:

    exelente sus recetas sus consejos muy bien explicado y sencillo a la vez para ser entendido por todas las personas gracias

  2. vivian dice:

    Me encantó todo, muchas gracias, acabo de imprimir las paginas para practicar en casa. Por favor me si puede enviarme a mi correo otras recetas se lo voy a agraceder. viviglor@hotmail.com

Trackbacks/Pingbacks


Deja tu mensaje

Para evitar abusos, responder antes de enviar: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

Leer más
La adicción a las compras

La oniomanía, o adicción a comprar, afecta principalmente a mujeres que buscan la felicidad en las tiendas pero no la...

Cerrar