Cuida tu cabello en invierno y después de esquiar

PSICOTERAPEUTAS ONLINE
Te ayudamos a solucionar tus .
Servicio de psicología online y telefónico.

El cabello sufre mucho a causa del frío en contra de la creencia popular de que es en verano cuando tu pelo precisa más cuidados. A continuación, te vamos a dar unas pocas sugerencias que harán que luzcas un cabello saludable y como a ti te gusta.
 
No salgas a la calle con aún mojado.

Aparte del simple hecho de resfriarte o no, si el exterior está helando o la temperatura es muy baja, puede formarse escarcha en tu pelo y al expandirse dañarlo de una forma importante. Ten la precaución pues de secarlo completamente antes de exponerte al aire helado.

Hidrátalo

Asegúrate de usar un champú hidratante y un acondicionador rico en proteínas cada vez que te lo laves. Aunque pueda parecer que el verano es la época en que tu pelo necesita mayor hidratación, es el cuando debes prestar mayor atención en este sentido, ya que, con el calor, tus glándulas sebáceas trabajan más y se encargan de lubricarlo. Lávate el pelo con agua tibia mejor que caliente.
  
Además, la calefacción hace que el aire de los interiores contenga menos humedad contribuyendo a eliminar la hidratación natural de tu cabello y es por ello que debes acondicionarlo convenientemente para evitar que se reseque demasiado.

Control de la estática

Durante el invierno, en el pelo (al igual que en tu ropa hecha con fibras no naturales, típica de la época), aumenta el problema de la estática. Para evitarlo, lleva en tu bolso un spray antiestática para el cabello y ponte una suave aplicación en cuanto notes tu pelo encrespado. El spray neutralizará la carga estática y te ayudará a mantener tu cabello suave y dócil cuando las temperaturas sean muy bajas.

Utiliza un secador iónico o de cerámica que bloqueará la humedad de tu pelo o, simplemente, ponte suavizante cada vez que te laves el pelo.

Si usas un gorro o un sombrero para protegerte del frío procura que no aplane tu cabello por completo. Si te peinas hacia atrás y lo recoges en un moño elevado no se dañará tanto tu pelo.

Después del esquí

Por supuesto, el deporte rey en invierno es el esquí. Hablamos de un deporte relajante y saludable, ideal para disfrutar de la naturaleza.

Pero, claro, todo tiene sus pros y sus contras y, en este caso, quizá el pelo es el que sale perdiendo. He aquí algunos consejos para afrontar la primavera.

Antes de coger los esquís

 

Una semana antes, conviene preparar el cabello utilizando un champú suave, mascarilla, por lo menos, una vez al mes y un acondicionador de acción nutritiva para secos o hidratante para grasos. Con ello conseguirás eliminar la sequedad propia de la alta montaña, llegando a las pistas de esquí con el cabello en óptimas condiciones.  

El sol invernal daña del mismo modo 

Conviene que utilices los productos solares también durante tus días en la nieve y, por supuesto, tu cabello ya que la acción solar en alta montaña, con menor atmósfera, reduce los índices de protección. Además, la blancura de la nieve potencia el efecto de los rayos solares. 

Cascos y gorros 

Cuando utilizas el casco para esquiar o el gorro de lana para andar por la nieve el cabello queda chafado, lacio, sin vitalidad. Para recuperarlo y corregir este problema, nada mejor que cepillar todo el cabello con la cabeza  hacia abajo y aplicar un poco de cera de peinado con los dedos, frotando sobre las raíces para despegarlas. 

Del mismo modo, las chaquetas con capucha y orejeras pueden dañar tu pelo o incrementar su estática. Usa una bufanda de seda o de satén como barrera entre tu pelo y el sombrero, la capucha o las orejeras. Así protegerás el cabello de la aspereza del aire invernal y neutralizará la carga estática, evitando ambos problemas.

 

PSICOTERAPEUTAS ONLINE
Te ayudamos a solucionar tus problemas.
Servicio de psicología online y telefónico.

Related Posts with Thumbnails

Deja tu mensaje

Para evitar abusos, responder antes de enviar: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

Leer más
Cómo analizar un dibujo infantil (I)

Te proponemos analizar un dibujo de tus hijos o sobrinos. En este artículo, comenzaremos por analizar un autorretrato.

Cerrar