Cómo proteger a tus hijos y a ti de la Red

Aunque facilita nuestra vida de muchas formas, también la ha hecho más difícil en ámbitos más sutiles. Por ejemplo, el contacto de nuestros hijos con Internet. Hasta los parvulitos saben cómo acceder a la Red, una realidad que sólo resalta la importancia que deben darle los padres a la seguridad cibernética. Si bien los ordenadores fueron en un tiempo un recurso de juegos y redacción de trabajos escolares para los niños, hoy día es un medio de tener acceso a un mundo totalmente nuevo, que no siempre es seguro para los menores de edad. Una realidad que resalta la importancia de que los padres protejamos a nuestros hijos de los males de Internet. Afortunadamente, son muchas las medidas que los padres podemos usar para alejar a nuestros hijos de cualquier cosa o persona que pueda amenazarlos en el mundo virtual.

Cómo estar seguro en Internet:

-Cree una lista de sitios que estén dentro y fuera de los límites. Los padres deben hablar con los niños acerca de la naturaleza de Internet, y de cómo algunos sitios están dedicados a los adultos en exclusividad, y algunos otros son más adecuados para los niños. Cuando hable de este tema, pregúnteles por qué deben visitar Internet, y desde ahí se podrá comenzar a elaborar una lista de sitios aceptables, y de aquellos fuera de sus límites. Además, los padres pueden restringir el acceso a sitios fuera de lo que se considera aceptable creando contraseñas para visitar determinados sitios.

-No comparta contraseñas con sus hijos y cámbielas regularmente. En la actualidad, cada vez más sitios web exigen contraseñas para obtener acceso a los mismos. Las cuentas de correo electrónico, los sitios de contacto social, las transacciones bancarias en línea, e incluso los comerciantes por Internet solicitan contraseñas. Tanto los niños como los adultos deben mantener siempre en secreto esas contraseñas, y cambiarlas de manera regular. No use la misma contraseña para acceder a todos los sitios web. Y si algo le parece fuera de lo ordinario, o si cree que han violado su seguridad, póngase en contacto inmediatamente con el sitio web correspondiente y cambie la contraseña.

-No revele información personal. En la actualidad, los niños crecen en apariencia en un ambiente con menos privacidad que nunca antes. Los sitios web de contacto social han hecho obvio el intercambio de información fácilmente y sin mucha discreción. No obstante, esta realidad podría ser potencialmente peligrosa para niños mayores y más pequeños por igual. Los más pequeños podrían estar a merced sin saberlo de los depredadores de Internet, mientras que los mayores, incluso los universitarios, deben tener en cuenta que los empleadores potenciales han comenzado a frecuentar los sitios de contacto social para investigar los antecedentes de un solicitante a un puesto de trabajo. Mientras más información se revele en Internet, menos privacidad tendrá el que la suministra. Por tanto, es mejor ser discreto en lo tocante a la información virtual.

-Nunca coordine una cita personal con alguien a quien conoció en Internet. Aunque los niños mayores pudieran creer que son lo suficientemente inteligentes y conocedores para ser víctimas de un depredador, es precisamente esa actitud de invencibilidad lo que aprovechan los delincuentes sexuales. Tanto los niños pequeños como los mayores no deben coordinar jamás un encuentro personal con alguien a quien conocieron por Internet, sin hablar previamente con sus padres. El simple hecho de que alguien revele determinada identidad en Internet, no quiere decir necesariamente que la misma es auténtica. Hay numerosas historias terribles acerca de depredadores que se han aprovechado de la confianza de niños, pequeños y mayores, e incluso de adultos.

-Cuidado con los virus. La seguridad en Internet no se limita solamente a protegerse de daños físicos, sino también financieros. Como los virus pueden destruir los equipos informáticos más costosos, es importante que los usuarios controlen cuidadosamente sus visitas a los sitios web. Con frecuencia, puede surgir un virus de una ventana emergente o en un mensaje de correo electrónico, por lo cual es mejor que tanto los adultos como los niños eviten activar ninguna de esas ventanas, ni abran ningún mensaje proveniente de personas desconocidas.

La utilización de Internet por los más pequeños de la casa es en muchos países superior al de los padres, que se encuentran con grandes dificultades para regular y controlar el uso que sus vástagos hacen del mismo, ya que para lo que los adultos es un riesgo evidente, para los más jóvenes es una buena oportunidad, por eso no escatime esfuerzos ni estrategias en reducir los peligros a los que sus hijos pueden enfrentarse a diario. Y no solamente por los contenidos a los que puedan tener acceso ya que en algunas ocasiones lo que digan o hagan los más pequeños en las sesiones de chat o los datos personales que cuelguen en blogs o páginas de todo tipo pueden poner en un serio aprieto a toda la familia, mucho más que el que acaben mirando la fotografía de algún famoso o modelo ligera de ropa.

Para saber más:

La-www (El fin de un Imperio)

Campaña contra el fraude en línea y la seguridad en la Red

Related Posts with Thumbnails

Deja tu mensaje

Para evitar abusos, responder antes de enviar: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

Leer más
Ilumina tu hogar: 4 aspectos fundamentales para una iluminación eficiente.

La luz influye “claramente” en nuestra calidad de vida. Aún hablando de luz artificial, la falta o baja calidad de...

Cerrar