Categorizado | Hogar, ., Manualidades

Cómo hacer papel

PSICOTERAPEUTAS ONLINE
Te ayudamos a solucionar tus problemas.
Servicio de psicología online y telefónico.

Para hacer papel casero:

Hacer papel estimula la creatividad ya que puedes añadir al acabado de la hoja diferentes materiales y colores. Así pues, ¡manos a la obra! En breves pasos, te explicaremos el proceso y verás que sencillo y divertido es.

Material necesario;

El puede ser liso o presentar diferentes texturas que se logran incluyendo en su preparación, restos de hilos, hojas secas, pétalos, flores, imágenes y otros materiales que lo enriquecen. La elección de estos elementos dependerá de la creatividad de cada uno. Los bordes irregulares propios en su presentación se logran rasgando con los dedos los trozos de papel.

Papel a utilizar:

Higiénico, de periódico, blanco, papel de empapelar, de colores, fosforito, papel de fotocopias, papel tisú, cartulina blanca o de color, papel secante, papel madera, hojas de cuaderno o carpeta, cartones protectores para fruta o huevos.

Además de papel, podremos incorporar al proceso: algodón deshilachado, hojas, pétalos, espigas, aromas e incluso purpurina y trozos de lienzo ó tela de algodón

Papeles que mejor no utilices:

  • Engomados, plastificados, carbónicos, papel vegetal, de calcar, metalizados o celofán.
  • Aparte del papel, será preciso disponer de:
  • Recipiente de plástico hondo
  • Batidora y/o licuadora
  • Escurre verduras
  • Tamiz
  • Prensa (objetos pesados para prensar)
  • Anilinas para tela (opcional)
  • Plancha

Obtención de la pulpa o masa del papel.

1.-           Lo primero que debemos hacer es recortar el papel en trozos pequeños, procurando que no sea de mayor tamaño que un sello de correos.

2.-           Cuando hayas finalizado de cortar el papel introdúcelo en un recipiente grande que puede ser perfectamente un cubo y los mezclas con agua caliente, aproximadamente siempre el doble de agua. Si el papel contiene tinta (por ejemplo, con el papel de periódico), el agua ha de ser muy caliente para que se vaya la tinta. En el caso de trabajar con papeles de diferentes colores procésalos por separado

3.-           Déjalos en remojo durante tres horas.

Ahora es el momento de pasar la batidora (el vaso hondo que utilices deberá contener bastante agua) hasta que el papel quede bien finito, molido y conseguir una pasta espesa que debes dejar reposar durante unas horas. Para que no salpique, puedes rodear el recipiente que utilices con una camisa o un trapo viejo y procurar que el brazo de la batidora quede bien al fondo mientras realizas la operación de batir. Si prefieres licuadora pon también bastante agua.

Este es el único proceso peligroso para los más pequeños, por lo que es aconsejable seguir muy de cerca el proceso o hacerlo vosotras. A continuación, retira el electrodoméstico, para evitar accidentes. Después, se puede dejar reposar hasta el día siguiente.

Pasado este tiempo es el momento de utilizar el escurre verduras para eliminar el exceso de agua, una vez bien escurrido lo pasaremos por debajo del grifo con agua fría para dejar la pasta bien aclarada. Escurre nuevamente la pasta y ya lo tenemos casi listo.

Si quieres guardar la pasta para retomar el proceso después, presiónala con las manos para quitarle el exceso de agua, la colocas en envases de plástico y déjala en el frigorífico.

La última fase

Consiste en llenar las 3/4 partes de un recipiente con agua. Verter una taza de pulpa húmeda por cada 5 litros de agua y agitar el recipiente con las manos. Luego hay que introducir el bastidor o tamiz (a continuación, verás cómo confeccionarte uno) en el recipiente en forma vertical, retirarlo en forma horizontal y dejarlo escurrir unos segundos. Por último, habrá que girar el bastidor y desmoldar el papel obtenido.

PREPARACIÓN DEL TAMIZ

El tamiz está formado por el marco y el contramarco. Son dos piezas iguales que pueden obtenerse con listones de madera. Su tamaño dependerá del tamaño del papel que quieras elaborar. En el marco se debe clavar la malla (en este caso de acero inoxidable), que servirá para recoger la pulpa o masa. Para ello se debe cortar un trozo de malla que exceda el perímetro del marco y clavarlo o abrocharlo en los laterales, colocando la trama de la malla paralela a los listones del marco. El contramarco es exactamente igual al marco, sólo que no lleva malla. Lo que aparece en la rejilla, formará una lámina de papel.

Con una cuchara vierte parte de la pasta sobre la rejilla y extiéndela a tu gusto. Este proceso determinará el tamaño de la lámina de papel reciclado.

Una vez extendido se coloca una tela por encima de la pasta de papel. Da la vuelta para retirar la pasta de papel de la malla. Cubre el otro lado con otra tela hasta que quede bien cubierta.

Secado del papel.

Queda entonces colocar durante un corto período de tiempo un peso por encima de la tela para que quede más fina la hoja. Cuando la tela haya absorbido el agua, se retira y se deja la lámina de papel a secar al menos un día. Es conveniente retirarlo con cuidado de la tela y situarlo en una superficie plana, dejándolo presionado para que no quede ondulado.

El papel se puede secar y alisar con la ayuda de una plancha que no esté muy caliente y… ¡ya tienes tu papel reciclado!

Algunos consejos:

–      Si la masa es blanca y deseas darle color, tienes que incorporar al agua anilinas o jugo de diferentes vegetales

–   Si quieres realizar aplicaciones con la masa sobre una superficie pintada con pinturas acrílicas o látex, debes esperar a que la pintura se encuentre completamente seca, si no es así se desprenderá.

–   Todas las piezas realizadas con pulpa presentan una rugosidad que las caracterizan, si prefieres una superficie más lisa, humedece un pincel con agua y pásalo por la pulpa o se puede alisar con herramientas para modelar.

–   Las piezas realizadas con pulpa (debido a su grosor) llevan muchas horas de secado, que varían según la temperatura ambiente. Por lo tanto te recomendamos que asignes un lugar exclusivo para tal fin.

–   Se puede poner entre dos capas finas de papel, una serie de hojitas, pétalos, etc. recogido el día anterior o que tenemos secos en un libro.

–   Para escribir sobre el papel tienes que rociarlo con laca en aerosol.

–   El papel es una materia prima con la que podemos hacer muchas cosas: podemos hacer cuadernillos, utilizarlo para forrar cajitas, para crear lámparas, et. El límite lo pones tú.

Videos Cómo hacer papel

Breve historia del papel

A grandes rasgos, el papel es una delgada hoja elaborada con pasta de fibras vegetales molidas, blanqueadas, desleídas en agua, secadas y endurecidas; a la pulpa de celulosa, normalmente, se le añaden sustancias químicas.

Hace más de 5.000 años los egipcios conservaban ya sus escritos en papiros (elaborados mediante un proceso laborioso a partir de una planta acuática, también denominada papiro, muy común en el río Nilo). El papel apareció en Egipto alrededor del 800, pero no se fabricó allí hasta el 900.

Uno de los primeros soportes escritos encontrados conteniendo una veintena de caracteres es una pieza de unos 10 cm2 de origen Chino , dinastía Han (entre el 206 a. C. y el 221 d. C), confeccionado a partir de fibras de lino.

Una tradición china explica que el papel propiamente dicho nació en el siglo II creado por el ministro de agricultura Cai Lun, quien habría iniciado la técnica de su fabricación masiva. El papel se elaboraba a base de ropa y de fibras de algunos vegetales: cáñamo, bambú, morera, etc. Los artesanos guardaron el secreto durante seis siglos hasta que debido a una derrota en una batalla y a ser hechos prisioneros por los árabes quienes aprendieron a su vez las técnicas de fabricación del papel. Samarcanda pasó a ser entonces el primer centro productor de papel del mundo, mejorando ostensiblemente los procedimientos de fabricación.

En Europa, durante la Edad Media, se utilizó el pergamino que consistía en pieles de cabra o de carnero curtidas, preparadas para recibir la tinta. La única materia prima que conocían los fabricantes de papel europeos eran trapos. El aumento del uso del papel en los siglos XVII y XVIII llevó a una escasez de éstos por lo que hubo numerosos intentos de introducir sustitutos, pero ninguno de ellos resultó satisfactorio comercialmente. El problema se resolvió con la introducción del proceso de trituración de madera para fabricar pulpa, en el año 1840 y del primer proceso químico para producir pulpa, unos 10 años después.

Actualmente, reciclar papel es más que un hobby, es una manera de cuidar nuestro planeta. También es la actividad que desarrollan muchos artesanos y la base comercial de papelerías especializadas.

PSICOTERAPEUTAS ONLINE
Te ayudamos a solucionar tus problemas.
Servicio de psicología online y telefónico.

Related Posts with Thumbnails

Deja tu mensaje

Para evitar abusos, responder antes de enviar: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

Leer más
“Háblame de amor”

(‘Parlami d'amore’) Sasha (25 años) y Nicole (por encima de los cuarenta), muy marcados por la desgracia, han sufrido mucho...

Cerrar